El mejor clima del mundo

RELAX

El mejor clima del mundo

Canarias tiene el mejor clima del mundo*; es un hecho. Aquí, los veranos son agradables y los inviernos muy suaves. Es la tierra de la eterna primavera. Pero eso, seguro, ya lo sabías…

Lo que igual no sabes es que esto tiene una influencia directa en el carácter isleño y, claro, también en la experiencia de los casi seis millones de turistas que visitan Tenerife al año, de los cuales casi un millón se aloja en Puerto de la Cruz.

En el Puerto, la temperatura media anual es de 20 grados; generalmente varía de 15 a 28 grados y rara vez baja a menos de 13 en invierno o sube a más de 31 grados en verano. Además, con una humedad media del 60%, la lluvia es algo casi anecdótico, unos 295 mm al año (449 en Palma de Mallorca, 533 mm en Málaga, 553 mm en Malta)*.

¿A qué se debe este singular confort climático? Este pedazo de tierra subtropical disfruta de varios regalos excepcionales, entre ellos: los vientos alisios, que refrescan hasta en la época de más calor, la corriente marina de El Golfo que baña la costa, y el tan bienvenido anticiclón de las Azores, que dulcifica los inviernos.

 

Hacer vida en la calle, darse un baño en el mar, o comer en una terraza es algo a lo que el portuense está más que acostumbrado en su día a día. La gente aquí es, por naturaleza, amable y alegre. ¿Cómo no serlo disfrutando de 3.000 horas de luz solar al año?… Y es que, está demostrado científicamente, el clima influye directamente en nuestras emociones; respirar aire puro, sentir la brisa marina o los rayos del sol accionando nuestra piel, son experiencias que nos hacen sentir vivos y nos recargan por dentro.

Puerto de la Cruz cuenta, además, con otro fenómeno atmosférico que lo hace único: el mar de nubes. Un mar esponjoso que es posible gracias a los ya conocidos vientos alisios, que empujan a las nubes contra las laderas montañosas, dando tregua al sol hasta en los días en los que el resto de la isla parece derretirse. Solo así es posible que el majestuoso Valle de La Orotava, a cuyos pies se sitúa la ciudad, mantenga su manto verde en todas las estaciones.

Sacarle el máximo provecho a unas cortas vacaciones o a una larga temporada en el Puerto es sencillo. Tanto si el cielo está despejado como si está cubierto de nubes, la temperatura es ideal y su patrimonio natural y cultural, abrumadores. Surf, parapente, senderismo, playa, piscina, spa, arquitectura, escultura, jardines con encanto, vinos con denominación de origen y festivales de todo tipo, son solo algunas de las opciones que ofrece el más pequeño de los municipios de Tenerife; un destino auténtico, cuna del turismo en Canarias, que conserva la esencia local, al tiempo que bulle con todas las vivencias que ha absorbido de los millones de viajeros, científicos, exploradores, naturalistas y artistas que han recalado en sus calles a lo largo de su historia.

 

¿Lo tienes claro? En nuestras miniguías te proponemos algunos planes. Echa un vistazo y planifica tu próximo viaje a Puerto de la Cruz!

 

*Fuentes: Climate-data.org  Globalbioclimatics.org

MINIGUÍA

ARTÍCULOS RELACIONADOS